cultura hacker

Charlemos de la cultura hacker

En esta entrega de Radioliberada estrenando nuevo portal estaremos tocando un tema bien apasionante y que da para cortar mucha tela, hablaremos de la Cultura Hacker.

Seguramente nos quedaremos cortos de programa por lo amplio del tema y no podremos abordar algunas de sus facetas, por otro lado la polémica está servida y probablemente muchos discrepen con nuestra visión (mismo nosotros podemos tener ideas un poco distintas sobre la cuestión)

Lo que si tenemos claro y una de las razones para hacer este programa es lo que no es un hacker, trataremos de desmitificar esa idea del pirata informático perturbado y antisocial de las películas de Holiwood. Pero entonces ¿Que es un hacker y de que se trata la ética o cultura hacker?

Para comenzar veamos lo que nos cuenta Richard Stallman en su artículo On hacking:

El hacking según el padre del Software Libre

“La comunidad de hackers se desarrolló en el MIT y en otras universidades en los años sesenta y setenta. El hacking informático incluía una amplia gama de actividades, desde escribir software hasta chistes prácticos, y explorar los techos y túneles del campus del MIT.

Otras actividades, realizadas lejos del MIT y lejos de las computadoras, también encajan con la idea de los hackers informáticos de lo que significa el hacking: por ejemplo, creo que la controvertida “pieza musical” de 1950 de John Cage, 4’33 es más un hack que una composición musical. La palindrómica pieza de tres partes escrita por Guillaume de Machaut en el 1300, “Ma Fin Est Mon Commencement”, también fue un buen hack, incluso mejor porque también suena bien como música.

Es difícil escribir una definición simple de algo tan variado como el hacking, pero creo que lo que estas actividades tienen en común es la diversión, la astucia y la exploración. Por lo tanto, hackear significa explorar los límites de lo que es posible, en un espíritu de astucia juguetona. Las actividades que muestran ingenio lúdico tienen “valor de hacking”.

La cultura hacker según Pekka Himanen

Veamos lo que nos dice el autor de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información.

“En el centro de nuestra era tecnológica se hallan unas personas que se autodenominan hackers. Se definen a sí mismos como personas que se dedican a programar de manera apasionada y creen que es un deber para ellos compartir la información y elaborar software gratuito. No hay que confundirlos con los crackers, los usuarios destructivos cuyo objetivo es el de crear virus e introducirse en otros sistemas: un hacker es un experto o un entusiasta de cualquier tipo que puede dedicarse o no a la informática.

En este sentido, la ética hacker es una nueva moral que desafía la ética protestante del trabajo, tal como la expuso hace casi un siglo Max Weber en su obra clásica La ética protestante y el espíritu del capitalismo, y que está fundada en la laboriosidad diligente, la aceptación de la rutina, el valor del dinero y la preocupación por la cuenta de resultados.

Frente a la moral presentada por Weber, la ética del trabajo para el hacker se funda en el valor de la creatividad, y consiste en combinar la pasión con la libertad. El dinero deja de ser un valor en sí mismo y el beneficio se cifra en metas como el valor social y el libre acceso, la transparencia y la franqueza.

Esta relación apasionada con el trabajo no es una actitud que se encuentre sólo entre los hackers informáticos. Basta con mirar al mundo académico para encontrar un predecesor más antiguo.
La actitud de la apasionada investigación intelectual recibió una expresión similar hace casi dos milenios y medio cuando Platón, el fundador de la primera academia, dijo de la filosofía que,

“como la luz que desprende el fuego cuando se enciende, nace en el alma y, en lo sucesivo, procura su alimento”

También se encuentra la misma actitud en cualquier otro ámbito, entre los artistas, los artesanos y los “profesionales de la información”, desde los directores e ingenieros hasta quienes trabajan en los medios de comunicación, o en el mundo editorial y del diseño. No es sólo “jargon file”, el fichero oficial del argot hacker, el que hace hincapié en esta idea general.

En el primer Congreso de Hackers celebrado en San Francisco en 1984, Burell Smith, el creador del ordenador Macintosh de Apple, definía el término de este modo:

“Hackers. Se puede hacer casi de todo y ser un hacker. Se puede ser un carpintero hacker. No es preciso disponer de elevada tecnología, pienso, que tiene que ver con la artesanía y con el hecho de dar importancia lo que uno hace”

La ética Hacker

La ética hacker es el conjunto de valores que emergen de las primeras comunidades cooperativas de programadores, que se materializa luego en las primeras expresiones comunitarias en Internet y las comunidades de desarrolladores de software libre y que podríamos resumir en tres puntos:

. La afirmación de una nueva ética del trabajo a partir del conocimiento como motor y móvil principal de la actividad productiva y la vida en comunidad más allá de su remuneración monetaria.

.La afirmación de la unidad y autonomía de la propia vida a partir de la no aceptación de la separación entre tiempo de vida y tiempo de trabajo en la producción social de conocimiento (lo que a su vez, al ser la comunidad real el sujeto de esa producción, implica vindicación y práctica del pluriespecialismo).

.La libertad como valor fundamental, materialización de esa autonomía personal y comunitaria. Frente a las instituciones existentes: el hacker no reclama que las cosas “se hagan”, las hace él mismo y si reclama algo es que sean retiradas las trabas de cualquier tipo (monopolios, propiedad intelectual, etc.) que le impiden construir las herramientas del cambio por si mismo en y con su comunidad.

Según un artículo publicado en Gestiópolis se pueden añadir otros puntos relacionado con los criterios de valoración.

. La Ética del Trabajo está dirigida por la pasión, es decir, el hacker trabaja con energía buscando su realización. Los hackers no organizan sus vidas en términos rutinarios sino en un flujo dinámico, no rutinario y optimizado entre trabajo creativo y el espacio de juego. En esta ética convergen la pasión y la libertad.

. En la Ética Hacker del Dinero, éste último no es considerado un valor en si mismo. Los hackers motivan su actividad en función de metas como el valor social o la accesibilidad del software. Estas personas optan por crear colectivamente algo que tenga valor para la comunidad y, como resultado, obtener el reconocimiento de sus pares. Los productos de esta creatividad pueden ser utilizados, desarrollados y reformulados por cualquiera, permitiendo el aprendizaje de unos y otros.

. La Ética de Redes está definida por los valores de la completa libertad de expresión en la acción, la privacidad como protección de la individualidad y el rechazo de la receptividad pasiva, a favor del ejercicio activo de los propios intereses.
Además, esta ética incluye una preocupación hacia los demás con el deseo de eliminar la mentalidad de supervivencia que domina otros ámbitos y que, según el hacker, no debería existir en la sociedad en red. Esto significa procurar la participación de otros y la inclusión de los que no participan. (Himanen 2001).

. La habilidad como único criterio de valoración. Las comunidades de hackers no se rigen por estructuras formales de toma de decisiones y responsabilidades asignadas. Se rigen por un sistema en el cual los méritos técnicos y la experiencia de la comunidad atribuyen a ciertos miembros ciertos poderes y prerrogativas (fundamentalmente relacionadas con el desarrollo del software, pero no exclusivamente).

Estos puntos de la Ética Hacker, sumados a lo anteriormente comentado sobre la relación entre las comunidades del Software Libre e Internet, son los que representan un desafiante espíritu alternativo a la ética protestante del trabajo.

Agradecemos a los medios amigos que nos retransmiten: Radio Urquía 95.7 FM y Viento Sur 88.5 FM de Venezuela, La Gaviota 103.3 FM de Uruguay, Cepra Satelital de Bolivia, Radio Contracorriente de Paraguay,  Vacalloria radio y El Binario.net de España.

Recuerda que estamos en Twitter @liberadaradio , Diaspora  radioliberada@joindiaspora.com , en mastodon radioliberada@mastodon.social , en nuestro canal de Telegram y en la sala de Matrix #radioliberada:matrix.org

Deja un comentario